domingo, 10 de mayo de 2015

Clase N° 33 – jueves 7 de mayo 2015

Ésta es quizá la primera clase de taller-taller específicamente que hemos tenido. ¿Qué se necesita para ello? Un grupo de confianza y de tiempo de trabajo en común. Y eso felizmente nos ocurrió.



El recurso que había preparado es el “pensamiento lateral”, pero aplicado a la poesía.

La clase se desarrolló de esta manera: una de nuestros integrantes, Dora Dobosch, trajo un poema inspirado en la gran bailarina clásica rusa Maya Plisétskaya y su reciente muerte. Lo leyó en voz alta, y luego salió la propuesta de que cada uno criticara ese texto, que en verdad era allí una prosa poética, para ver cómo convertirlo en un poema, qué haría cada uno, etc. 

Y como siempre digo: enseñar a pescar, y no vender pescado, que ésa es la verdadera tarea de un taller literario.

Fue muy fructífero, todos intervinieron amistosa y críticamente el poema de Dora, y ella decidió traerlo finalizado, con las sugerencias que fue anotando, para la clase siguiente. Así que esta vez no vimos específicamente la poética de un poeta.

Luego a propósito de este trabajo talleril, salió el tema de explicar qué es un Ars Poetica (arte poética en latín), que seguiremos tratando en próximas clases

Pero para adelantar algo, un ars poética es un poema que trata acerca de lo que significa la poesía, es un poema que habla de la poesía, de su expresión poética. Así, el ejercicio que terminamos haciendo y que subirán luego si quieren al blog (salieron cosas magníficas, verdaderamente) fueron ars poéticas (el plural en latín es artes, pero para que comprendan los que no manejan los rudimentos de la lengua de Virgilio, pongo la palabra en singular). Y todo felizmente influido por el tema del pensamiento lateral, eso de buscarle la vuelta de tuerca, como diría Henry James.


Vamos al tema del “pensamiento lateral”. El pensamiento lateral (del inglés, lateral thinking) es un método de pensamiento que puede ser empleado como una técnica para la resolución de problemas de manera imaginativa. El término fue acuñado por Edward de Bono, en su libro New Think: The Use of Lateral Thinking y publicado en 1967, que se refiere a la técnica que permite la resolución de problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo. El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias o algoritmos no ortodoxos, que normalmente serían ignorados por el pensamiento lógico.
Edward de Bono (nacido el 19 de mayo de 1933) es un prolífico escritor, psicólogo maltés por la Universidad de Oxford, entrenador e instructor en el tema del pensamiento. Es tal vez más famoso por haber acuñado el término «pensamiento lateral» en su libro Seis sombreros para pensar.

El "pensamiento lateral" ha alcanzado difusión en el área de la psicología individual y social. Este se caracteriza por producir ideas que estén fuera del patrón de pensamiento habitual.

La idea central es la siguiente: al evaluar un problema existiría la tendencia a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual limitaría las soluciones posibles. Con el pensamiento lateral sería posible romper con este patrón rígido, lo que permitiría obtener ideas mucho más creativas e innovadoras para representar todos esos caminos alternativos o desacostumbrados, que permiten la resolución de los problemas de forma indirecta y con un enfoque creativo. En particular, la técnica se basa en que, mediante provocaciones del pensamiento, se haría posible un desvío del camino o patrón habitual del pensamiento.
Según esta teoría, la aplicación del pensamiento lateral a la vida cotidiana, así como la técnica de alumbrar los problemas desde distintos puntos de vista, permitiría encontrar diferentes, nuevas e ingeniosas respuestas para problemas ya conocidos.
El pensamiento lateral puede ser un motor del cambio. Como técnica o habilidad personal puede ser utilizado en la resolución de problemas de la vida cotidiana, tanto laborales como domésticos ya sea individual o en grupo.
Bono plantea que el pensamiento lateral puede ser desarrollado a través del entrenamiento de técnicas que permitan la apertura a más soluciones posibles, y a mirar un mismo objeto desde distintos puntos de vista.

Elementos del pensamiento lateral
Hay cuatro elementos clave en el proceso de pensamiento lateral para resolver problemas. Estos son:

Comprobación de suposiciones

Al enfocar un problema con un pensamiento vertical es posible que no se encuentre la solución. Usualmente, se deducen cosas que son factibles pero que seguramente no son la respuesta buscada. Con una "mente abierta" se enfrenta a cada nuevo problema que se presenta.

Hacer las preguntas correctas
Lo más importante en el pensamiento lateral es saber qué preguntas deben formularse. Cuando se utiliza este método para resolver problemas se debe comenzar haciendo preguntas generales para enmarcar adecuadamente el problema. Luego, examinar los datos conocidos con preguntas más específicas sometiendo a examen las hipótesis más obvias, hasta alcanzar una visión alternativa cercana a la solución.

Creatividad
La imaginación es otra herramienta clave del pensamiento lateral o creativo. La costumbre de ver los problemas siempre desde un mismo enfoque no siempre ayuda a resolverlos. Se trata entonces de enfocarlos creativamente desde otro ángulo. La perspectiva lateral será más efectiva a la hora de resolver cuestiones aparentemente no convencionales.

Pensamiento lógico
Para lograr un pensamiento lateral bien es un requisito refinar el análisis de modo lógico, la deducción y la disciplina del razonamiento, ya que sin estos elementos el pensamiento lateral sería un pensamiento anhelante, que sólo se limita a extraer ideas excéntricas.

El pensamiento lógico es importante para el estudiante porque le permite poner orden en sus pensamientos, a expresar con claridad los mismos, a realizar interpretaciones o deducciones correctas, a descubrir falsedades y prejuicios, así como a asumir actitudes críticas ante determinadas situaciones. Además de lo anterior, el pensamiento lógico le permite en el campo de la investigación científica, suministrar el empleo correcto de los esquemas válidos de inferencia, a proporcionar legalidad a los procedimientos deductivo, inductivo y analógico, a establecer las bases para toda operación racional, y finalmente, a realizar de manera coherente, consistente y sistemáticamente todo el proceso de investigación.

Técnicas (métodos)
Estas son algunas de las técnicas llevadas a cabo para la práctica del pensamiento lateral:

Provocaciones

Palabra aleatoria
Se trata de introducir una palabra al azar (punto de entrada), luego generar una palabra que esté relacionada con la misma, y así sucesivamente, repitiendo este último paso. Cada vez que se cambie de palabra se intentará unir ésta al problema para el cual se está buscando una solución, generando posibles ideas.

Escape
En este caso se examina el o los objetos involucrados en el problema y se niega o cancela una característica del mismo. A partir de este nuevo entorno, esta nueva situación generada, se buscan ideas con las herramientas habituales.

Piedra en el camino
Aquí la idea es exagerar, distorsionar o modificar de cualquier forma una entidad del entorno del problema (generalmente es muy útil suponer que cierta entidad es tal cual como se desea que fuese, no como es en realidad).

Analogías
-Las analogías nos sirven para comparar sucesiones de ideas que están deslindadas de ideas que sean racionales o críticas. Con esto se incrementa la velocidad para crear ideas.

-Alejarse de estereotipos marcados, no encasillarse solo en una idea, buscar diferentes opciones por más excéntricas que éstas parezcan.

-Puede que un problema se represente con base en analogías, que resultarán confusas en un principio pero con su debido proceso de pensamiento se pueden desarrollar.

El método de inversión
En la inversión de problemas éstos se alteran en su sentido para ver cuál es su contrario y ver cómo se pueden solucionar, ver el problema y girarlo para llegar a un resultado favorable. En cuanto a este método no se planea solucionar el problema de lleno sino que el tomar la idea principal al invertirlo servirá para acercarse a su solución. El método de inversión también trata de evitar el encadenamiento de ideas y la cerrazón, buscar las soluciones más descabelladas en ocasiones puede funcionar. Ver al problema desde distintos puntos de vista, no fijarse sólo en uno, tener distintos ángulos de visión que nos permitan tener una visión más clara del problema, no verlo superficialmente.

Fraccionamiento o división

El objetivo del fraccionamiento es romper la sólida unidad de modelos de ideas, sin importar que sea confusa en algunos puntos, pero no se trata de encontrar las partes o de dividir los modelos en componentes, sino de crear nuevas partes y fraccionar los mismos componentes. Así, al dividir el modelo, se obtiene material para una reestructuración de los modelos, se intenta formar un nuevo orden. El objetivo del fraccionamiento es evitar los efectos de la inhibición implícita en los modelos fijos por medio de su descomposición.

Fraccionando ideas

Respuestas idóneas
Según De Bono, existen tres maneras en que el pensamiento puede ser obstruido:

1-   Puede faltar algo de información,
2-   puede existir un bloqueo mental o lo obvio obstruye la visión de una mejor opción.
3-   El tercer caso tendría una solución con la lógica lateral.
Una vez estructurada la información es ya difícil transformarla en otra cosa. De este modo parece obvio que la única salida sea aquella que ofrece la información ya estructurada, de modo que si da respuesta al problema que se intenta resolver, pareciera que no hay necesidad de buscar otra.


No pierdan de vista que este tema del “pensamiento lateral” lo vemos exclusivamente para trabajar el poema. 

Suban sus ars poéticas.

¡Buena semana poética!



4 comentarios:

  1. ars poética.
    Petapoesía.
    y si abren las ventanas
    salgo con vida del poema
    se lo debo a la palabra
    y a la luz donde nacen los días

    ResponderEliminar
  2. ars poética.
    Petapoesía.
    y si abren las ventanas
    salgo con vida del poema
    se lo debo a la palabra
    y a la luz donde nacen los días

    ResponderEliminar
  3. Para Maya Plistskaya. Según versión de Dora Dobosch.

    Rulos mágicos llenan la sala
    La platea atónita acompaña
    La huella de los cisnes
    Llega al final del escenario
    Y dan una vuelta por
    obelisco esquivando automóviles
    imaginado un pax de deus
    miro asombrado el movimiento
    la platea aplaude y las zorras
    corren por la proximidad de
    los perros cazadores.


    Un humilde homenaje a tu emoción desde mi sentir .un beso


    ResponderEliminar